Comunicado COMCÓRDOBA

La Junta Directiva del Colegio de Médicos ante el proceso de desescalada fijado desde el Gobierno, considera indispensable, enviar un mensaje claro, a la población, que evite que este proceso pueda desembocar en prácticas que puedan provocar nuevos contagios que pongan en riesgo nuestra salud, la de los ciudadanos y al propio sistema sanitario.

Consideramos que es nuestra responsabilidad fomentar, no solo desde el Colegio, sino cada uno de nosotros, desde nuestras consultas, buenas prácticas de salud, Educación Sanitaria, centrada en la necesidad de mantener y conservar la distancia física de seguridad, el lavado de manos y el uso responsable de mascarillas.

En concreto, y respecto de las mascarillas, debemos aconsejar el uso generalizado para toda la población, especialmente en los espacios de gran confluencia, recomendando las del tipo quirúrgicas y las FPP2, para aquellas personas inmunodeprimidas o de riesgo.

Así mismo, es necesario insistir en el uso responsable de los recursos sanitarios, especialmente de los servicios de urgencias, destinándolos al uso para el que están previstos, esto es la asistencia urgente no demorable.

El Colegio considera indispensable concienciar a la población de los riesgos reales de infección, de la necesidad de estar alerta, ya que, hasta que podamos contar con una vacuna o con tratamientos eficaces, solo la autoprotección es ahora relevante.

Informaros, así mismo, que la Junta Directiva, desde el primer momento, está apoyando, denunciando y llevando a cabo todas las acciones, que se han podido hacer para conseguir protección para nuestros compañeros. Estas acciones se han realizado, tanto individualmente  como en colaboración con el Consejo Andaluz  y con el Consejo General ante las distintas autoridades locales, provinciales, autonómicas y estatales. No hemos parado en la defensa de la dignidad de una profesión, la nuestra, que está siendo, como mínimo, puesta en solfa por gobernantes y gestores.

Siendo conscientes de la difícil situación en la que los profesionales sanitarios nos hemos visto obligados a realizar nuestra actividad diaria, hemos aportado, para intentar paliarla, una importante cantidad de dinero para comprar equipos de protección.
Así mismo hemos conseguido una solución habitacional, en uno de los Colegios Mayores, junto al Hospital Reina Sofía, en colaboración con la UCO, con el objetivo de proporcionar alojamiento a quienes no quisieran ir a su domicilio tras la jornada laboral y así  evitar contagios a sus familias.

Hemos luchado para que a los MIR, que acaban este año, obtuvieran lo que en justicia les correspondía, el título, ya que el Ministerio lo que quería hacer es prorrogarles el periodo formativo.

Hemos pedido, desde el principio, que se hicieran tests masivos a todos los sanitarios e incluso hemos coordinado a fabricantes de mascarillas, batas, pantallas faciales, etc., para conseguir suministros.

Conociendo la precariedad que algunos compañeros sufrirán debido a esta crisis, la Junta Directiva ha decidido ayudar a quienes más lo necesiten, en lugar de eximir de cuota a toda la colegiación, como ha hecho otro Colegio. El Pleno de la Junta Directiva, acordó crear una bolsa con la que poder atender, aquellas necesidades individuales y colectivas que en cada caso fueran necesarias, incluso más allá del periodo de alerta.

En resumen, hemos estado allí donde pensábamos podíamos ser útiles al colectivo, así como señalar que es necesario estar preparados para poder ayudar a quien lo necesite, con lo que le haga falta y hasta donde pueda la economía y la solidaridad colegial.

Con este mismo criterio, el Colegio alcanzó, en su día, un acuerdo con un laboratorio para la realización de test, que en su momento, representaba un importante ahorro económico, y del que se han podido beneficiar, y aun hoy pueden, no solo los colegiados, sino igualmente sus familiares,  procurando que los beneficios que se pudieran obtener, de ésta como de cualesquiera otra entidad, repercutieran directamente en los colegiados.

El Colegio durante todo este periodo de tiempo, no ha cerrado ya que todos sus empleados, se encuentran teletrabajando desde sus casas, procurando que todo el que lo necesite sea atendido exactamente igual, sin tener que acudir a la sede colegial, lo que sin duda ha supuesto un gran  esfuerzo obtenido sin dificultad y con la plena colaboración de todos.

También la Junta Directiva, ha  mantenido su calendario de reuniones de forma telemática, lo que nos ha permitido estar al día de la situación real vivida en los distintos centros de trabajo, tanto públicos como privados.

Creo que todos sois testigos del importante esfuerzo de comunicación que se ha realizado durante este periodo, tanto a través de la pagina web, como de los distintos comunicados remitidos por email, donde no solo se ha trasladado la profusa normativa producida, sino igualmente todas las iniciativas adoptadas desde los distintos estamentos públicos y privados y que considerábamos de vuestro interés; para algunos de vosotros, excesivos, para otros insuficientes. Es cierto que siempre se puede hacer mejor, pero no cabe duda que se ha hecho intentando mantener una constante y fluida comunicación.

Os puedo asegurar que estos meses de estado de alarma, tanto el Presidente como el resto de miembros de la Junta Directiva, han estado pendientes del día a día de la evolución de la pandemia en nuestra provincia, y debemos agradecer públicamente los muchos mensajes de apoyo recibidos, así como aquellas criticas que nos habéis hecho llegar, que agradecemos igualmente, y que nos motivan para mejorar nuestra gestión, aclarando e informando y por supuesto rectificando en lo que fuere necesario.

Nuestro último deseo es que os encontréis bien, al igual que vuestras familias y allegados. Quedamos todos emplazados, para en su momento, y con el sosiego que es exigido, poder valorar, esta situación que estamos viviendo, y que sin duda han removido los valores más profundos de nuestra profesión.

En nombre de la Junta Directiva os envío un fraternal abrazo:

Dr. Bernabé Galán Sánchez
Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Córdoba
Córdoba a 2 de junio de 2020.